El robo llevado a cabo en la vivienda del músico Ulises Bueno, trajo un revuelo mediático poco usual, pero en el que todos los que participaron mostraron sus debilidades.

El Vecino

Ningún vecino debería tener 4 millones 300 mil pesos en su casa porque es una verdadera tentación para cualquier delincuente y propicia a traiciones incluso del entorno más íntimo del propietario, que -como se sabe- está bajo investigación en este caso.

Se actúa con negligencia siempre que se deje tal suma de dinero en una casa que queda deshabitada durante la noche sin siquiera tomar los recaudos de cerrar con llave la puerta trasera, dato que también maneja la pesquisa.

Pero esto es algo que los residentes de countries y edificios de jerarquía parecen no comprender. Las guardias de estas urbanizaciones están pensadas y prevén inversiones para cuidar el ingreso y el perímetro del barrio de lo que se denomina, oportunistas de delito. Definitivamente no soportan un plan basado en inteligencia y mucho menos si el modus operandi incluye armas de fuego, ya que ninguna asamblea de vecinos aprobaría un presupuesto que abarque estos rubros por qué inclusive, y a pesar de la inseguridad reinante, no hemos llegado a ese extremo.

Así lo advertía Coterránea en: Robos en countries: la seguridad también es vulnerable

 

La Policia y la Justicia

Los investigadores aseguran que en este caso, y  en muy pocos más, hay algún tipo de apertura por parte de los vecinos damnificados. Los uniformados se quejan que la mayoría ni denuncia los hechos a menos que falten documentos, autos o armas. “Si tienen una póliza contra robos, se limitan a hacer únicamente ese trámite”, exponen las fuentes policiales.

Los fiscales suelen tener más colaboración de parte de las administraciones, pero estos procesos son excesivamente lentos y hasta ahora, este medio cuenta con la resolución de tan solo dos hechos por parte de la Justicia. Para colmo, aparecen abogados querellantes que por un frívolo afán mediático, divulgan datos esenciales de la investigación. Así hoy, quien del entorno de Ulises Bueno haya estado involucrado en el robo, ya debe estar haciendo lo necesario para eliminar pruebas que le impidan a la fiscal Liliana Copello, llegar a la verdad.

Entre tanto, como desde el Jefe de Policía, para abajo, tienen terminantemente prohibido acercarse a la prensa, el flamante Secretario de Seguridad, Diego Hak, confirmó que la línea de investigación está centrada en la información que había de la casa y el lugar adonde estaba el dinero.

Copello tiene otro dato que refrenda la postura de Hak. Ninguna cerradura fue violentada, el dinero estaba “escondido” en varios lugares y tras apuntar a un sospechoso del círculo íntimo del artista, la fiscal encargó la depuración de una filmación que registró la intrusión de 3 hombres, aparentemente jóvenes, aunque aún ese material no se ha analizado. En recientes declaraciones a los medios, la querella acumula sospechas respecto a quien convivió hasta la noche del robo con Ulises, Melisa Ferraris, con lo cual el caso casi que terminará siendo una disputa conyugal.

Gremio de trabajadores de vigilancia (S.U.V.I.C.O)

Y como “a rio revuelto, ganancia de pescadores”, aparece un ignoto titular del gremio de los vigiladores, aprovechando el momento para sacar una tajada mediática, hablando de presupuestos, recursos tecnológicos y condiciones laborales que jamás intervienen en las discusiones con la patronal. Pero si dejando al descubierto una interna que mantiene desde hace tiempo con Cuatro Hojas cuyos trabajadores no están afiliados a ese sindicato sino al de obreros de maestranza, algo que la corporación Gremialista combate con presiones y no con promoción de empleo.

Los dichos del gremialista, obligaron a la Cámara de Administradores de Propiedad Horizontal de Córdoba (Caph Córdoba) a cruzarlo en defensa de los suyos porque fue tal el arrebato acerca de un tema que a la gente no le es cotidiano, que merecía poner límites y ofrecer prudentes aclaraciones.

Todos ponen

Existe jurisprudencia que obliga al resto de los vecinos a asumir la diferencia de la póliza de seguro por lo que se viene una discusión judicial de quien va a pagar esto.

El comunicado emitido por la Caph Córdoba, defiende el rol del administrador y carga contra el vecino. Insiste en que no es el administrador quien decide sobre cada acción de seguridad, presupuesto y designación de proveedores sino que es el Directorio o Comisión (ambos conformados por propietarios) los responsables de cada elección.

Así, con todas las falencias que presenta la justicia a la hora de responder ante el delito, puede lograr que los vecinos del barrio respondan económicamente para indemnizar a un vecino que perdió casi 4 millones y medios de pesos.

Así lo advertimos en Coterranea: Ahora a los robos, hay que pagarlos entre todo
La Administración

En un nuevo comunicado publicado por la CAPH Córdoba, un grupo de administradores aclaran –erróneamente- que el barrio Cuatro Hojas no tiene un Administrador externo sino que cuenta con personal administrativo propio. Lo cierto es que sí hay una administradora. Se trata de Despina Kepapztoglou, miembro de la Cámara y es quien debió responder mediante un sobrio y oportuno comunicado para informar sobre el hecho.

En su informe la administración avala con datos el accionar del sistema de seguridad, algo que solo los vecinos podrán juzgar.

Datos del mercado

Según un informe de lavoz.com.ar, hay alrededor de 10 mil registrados de los cuales el 40 por ciento se desempeña en alrededor de las 200 urbanizaciones cerradas que existen en la provincia. Es decir, que, en promedio, un barrio tiene 20 trabajadores destinados a seguridad.

 

Pin It on Pinterest

Share This