La Cámara de Propiedad Horizontal de Córdoba (CAPH) difundió su “insistencia” en reclamar frente a la Municipalidad sobre las regulaciones de ascensores y de bomberos. Parece que finalmente los funcionarios de “la Muni” se dignaron a recibirlos y brindarles el regalo de su atención.

Municipalidad-de-Córdoba copia

El 23 de septiembre pasado por la tarde, la CAPH a través de su Facebook (linkear) publicó una actualización de estado, para informar de gestiones de directivos de la misma frente a autoridades municipales, en temas “fundamentales para el normal desenvolvimiento de la administración de edificios y la calidad de vida consorcial”.

Por un lado, respecto a la cuestión de los ascensores, el reclamo específico fue que “se respete el hecho de no imponer clausuras toda vez que la inspección se realice dentro del mes de esas verificaciones”. Además, se pidió que se coordinen los horarios de las revisiones reglamentarias con los de los encargados de los edificios, para hacer más rápido y fácil el procedimiento de control. (Recordemos que hace poco ocurrió un hecho con un ascensor en Córdoba que llamó a informarse y tener en cuenta el uso de estos aparatos)

Por otra parte, se realizaron reclamos respecto a las adecuaciones de los edificios a las exigencias de Bomberos que se deben cumplir para prevenir incendios y accidentes. Especialmente se pidió que se contemple la situación de los edificios construidos antes del 2005, que pueden tener más dificultades en adaptarse a las reglamentaciones. Así mismo se pidió que se agilicen cuestiones burocráticas para estos trámites que suelen demorar el cumplimiento de los mismos, entre otras cuestiones.

Coterránea dialogó con el vocero de la CAPH, Sebastián Viqueira, quien declaró que consideran que ya es un logro haber tenido la reunión con autoridades municipales y concejales, y conseguir que el reclamo sea escuchado y sometido a análisis, siendo que hace 10 años vienen en esta empresa.

Detalló que la reunión se realizó entre el presidente de la CAPH, Juan Carlos Brembilla, el vicepresidente Sebastián Viqueira y otros miembros de la misma; con el secretario de Control, Fiscalización y Convivencia Ciudadana, José María Olmos, y otros funcionarios, para tratar “cuestiones relacionadas con las inspecciones municipales, sobre todo en lo que concierne a los ascensores y a las exigencias de bomberos”. Cabe aclarar que en la Secretaría de Convivencia Ciudadana se realizan tareas inherentes a la fiscalización y el control en el cumplimiento de normas y disposiciones municipales administrativas y de convivencia. Desde el 2016, cuando entra en vigencia el nuevo Código de Convivencia Ciudadana se busca lograr reformas en las políticas públicas necesarias, lo que requiere actualización normativa que apunta a establecer nuevos parámetros de convivencia en la relación entre vecinos y, entre vecinos y el Estado.

Pin It on Pinterest

Share This