En los edificios que tienen pileta, frecuentar el elevador con los pies mojados puede implicar riesgos considerablesEn esta nota te explicamos qué tienen que hacer los administradores para evitar este tipo de accidentes.

La rutina es casi siempre igual: meterse a la pileta, salir y volver al departamento. Pero no todos son precavidos y eligen volver por la escalera. La mayoría, incluso que tocar un ascensor con las manos o los pies mojados es tan peligroso como hacerlo con otros aparatos eléctricos. El riesgo de sufrir una descarga eléctrica en el cuerpo aumenta considerablemente ya que el agua es un elemento conductor de electricidad, es decir, a través ella puede circular la electricidad.

Los efectos sobre el cuerpo son varios y todo depende de la cantidad de corriente que circula. En el caso que proponemos, es decir estar descalzo y mojado, las condiciones son mucho más desfavorables que una que tenga un calzado adecuado. El sólo hecho de no estar en contacto directo con el suelo, el elemento separador está cumpliendo el rol de aislante y no permite que circule mayor valor de corriente y el efecto sobre el cuerpo es menor.

Pero existen otros tipos de riesgo, como el contacto de una mano o el cuerpo con un elemento energizado y la otra mano tomando un elemento conductor que tiene contacto directo o indirecto con la tierra , en éste caso no influye el calzado , dado que la corriente circula de una mano a la otra atravesando los distintos órganos del tórax.

Desde G&A ascensores explican: “existen dos formas diferentes de tomar contacto con la electricidad: la primera es cuando la persona toma contacto con partes bajo tensión, es decir que normalmente se encuentra energizado; y la segunda es tomar contacto con piezas conductoras, que normalmente no se encuentran tensionadas, pero por una falla de aislación del aparato este se energiza y al tocarlo puede provocar un accidente de origen eléctrico.”

Más allá del cuidado que hay que tener en no subir descalzo o mojado al ascensor, existen ciertos cuidados que incluyen el mantenimiento del mismo. “Por condiciones inseguras, en los edificios se pueden observar distintos factores de riesgo que pueden provocar un accidente de origen eléctrico. Estas condiciones aumentan con el tiempo, por envejecimiento de la instalación, falta de mantenimiento adecuado, por reparaciones inadecuadas, por no concluir en forma correcta la reparación, etc.”

Para prevenir este tipo de accidentes, es esencial que los administradores controlen el mantenimiento de los ascensores.

5 Aspectos que los administradores deberán a tener en cuenta:

1. Instalar disyuntores diferenciales a los distintos circuitos que hacen a las instalaciones eléctricas. El disyuntor es el aparato que protege a las personas de posibles contactos accidentales con partes energizadas. Estos deben ser probados mensualmente presionando el pulsador de prueba, de esta manera, nos aseguramos que el aparato funciona correctamente.

2. Todos los aparatos eléctricos –como los tableros e instalaciones eléctricas- deben poseer puesta a tierra y verificar anualmente su estado.

3. Mantener en buen estado la instalación eléctrica, sus componentes y artefactos eléctricos.

4. Mantener las instalaciones siempre limpias y con sus medios de protección.

5. Mantener un adecuado mantenimiento de las instalaciones por electricista matriculados y personal capacitado.

Pin It on Pinterest

Share This