A pesar de las leyes, no cesan las fiestas en edificios

por | 27 Jun, 2018 | Edificios

Los administradores suelen recibir llamados o mensajes de texto con reclamos de ruidos molestos ocasionados por fiestas o reuniones con música y bebidas alcohólicas. ¿Cómo puede actuar el administrador?

Una administradora que prefirió no dar su nombre afirmó: tenemos problemas constantes con uno de nuestros edificios de Nueva Córdoba. Al residir estudiantes, cada fin de semana recibimos decenas de reclamos por parte de familias de abuelos o con niños sobre los ruidos ocasionados por algunos departamentos. De hecho, las fiestas suelen durar hasta las 11 de la mañana. Durante las fiestas, gritan y molestan al resto de propietarios o inquilinos. A pesar de que les cobramos multas excesivas, no se detienen. De hecho, algunas veces cobran entrada a las fiestas para poder afrontar las multas”.

Pero, sin embargo, las leyes avalan el cese de esas fiestas por alteración de la tranquilidad pública e incluso, se puede llegar al desalojo.

Código de Faltas

En el Libro II, capítulo I “Faltas contra la moralidad”, serán sancionados con multa de hasta cinco Unidades de Multa (5 UM) o arresto hasta diez (10) días, los que molestaren a otra persona, afectando su decoro personal, mediante gestos, palabras o graficaciones, en la vía pública, lugares de acceso público desde un lugar público o desde un lugar privado con trascendencia a terceros.

La pena de arresto será de hasta de veinte (20) días si la víctima fuere menor de dieciséis años o si el hecho se produjere en horario nocturno, cualquiera fuere su edad.

Ley 10326 – Código de Convivencia Ciudadana de la Provincia de Córdoba

Artículo 51.- Molestias a personas en sitios públicos. Serán sancionados con hasta tres (3) días de trabajo comunitario, multa de hasta seis Unidades de Multa (6 UM) o arresto de hasta tres (3) días los que molestaren a otra persona afectando su decoro personal mediante gestos, palabras o graficaciones en la vía pública, lugares de acceso público o desde un lugar privado con trascendencia a terceros.

El máximo de la sanción prevista se duplicará si la víctima fuere mujer, menor de dieciocho (18) años de edad, mayor de setenta (70) años de edad o si el hecho se produjere en horario nocturno, cualquiera fuere su edad. En ningún caso configurarán contravención las expresiones referidas a asuntos de interés público.

TÍTULO III -DE LAS ACCIONES Y PENAS – Capítulo I – Del Ejercicio de la Acción

Artículo 46.- Acciones de instancia privada. Deben iniciarse de oficio todas las acciones contravencionales contenidas en este Código, salvo las que dependieran de instancia privada. Son acciones dependientes de instancia privada las que nacen de las siguientes infracciones:

a) Molestias a personas en sitios públicos (artículo 51);

b) Tocamientos indecorosos (artículo 53);

c) Expresiones discriminatorias (artículo 63);

d) Perjuicios a la propiedad pública o privada (artículo 68), y

e) Escándalos y molestias a terceros (artículo 81).

Artículo 81.- Escándalos y molestias a terceros. Serán sancionados con hasta seis (6) días de trabajo comunitario, multa de hasta doce Unidades de Multa (12 UM) o arresto de hasta tres (3) días los que profirieren gritos, ofensas, hicieren ruidos o utilizaren otros medios capaces -conforme a las circunstancias- de causar escándalos públicos o molestias a terceros.

El máximo de la sanción prevista se duplicará si tales actos fueran ejecutados en ocasión de reuniones, justas deportivas o espectáculos públicos de cualquier naturaleza.

Por su parte, el Código Civil y Comercial de la Nación establece que al inquilino lo pueden desalojar por usar mal la propiedad o por no pagar dos meses consecutivos. El inquilino debe ser notificado antes de la demanda de desalojo con un mínimo de 10 días y consignando un lugar de pago.

Por último, la ley de Propiedad Horizontal Nº 13512 en su Art 15 afirma: “En caso de violación por parte de cualquiera de los propietarios u ocupantes, de las normas del art. 6°, el representante o los propietarios afectados formularan la denuncia correspondiente ante el juez competente y acreditada en juicio sumarísino la transgresión, se impondrá al culpable pena de arresto hasta veinte días o multa en beneficio del Fisco, de doscientos a cinco mil pesos.

El juez adoptará además las disposiciones necesarias para que cese la infracción, pudiendo ordenar el allanamiento del domicilio o el uso de la fuerza pública si fuera menester.

Sin perjuicio de lo dispuesto precedentemente, si el infractor fuese, un ocupante no propietario, podrá ser desalojado en caso de reincidencia. La acción respectiva podrá ser ejercida por el representante de los propietarios o por el propietario afectado.”

Art. 6: Queda prohibido a cada propietario y ocupante de los departamentos o pisos:

a) Destinarlos a usos contrarios a la moral o buenas costumbres o a fines distintos a los previstos en el reglamento de copropiedad y administración;

b) Perturbar con ruidos o de cualquier otra manera la tranquilidad de los vecinos ejercer actividades que comprometan la seguridad del inmueble, o depositar mercaderías peligrosas o perjudiciales para el edificio.

Notas Relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This