Afip e IPJ responsables de costos de recaudación

por | 26 Feb, 2018 | Consorcios

Un consorcio hasta no obtener la personería jurídica no puede acceder a un CUIT. Es un problema generalizado en el mundo de la propiedad horizontal el hecho de que los administradores se topan con una barrera a la hora de bancarizar sus finanzas. Obtener personalidad jurídica conlleva diferentes aspectos que a un consorcio le lleva no menos de dos o tres años en obtenerla.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), por su parte, otorga una CUIT provisoria que podría ayudar al administrador a formalizar el circuito del dinero de las expensas de estos consorcios, pero esta dura solo 6 meses y su renovación implica un cambio de Nro de cuit por lo que esto obligaría a rearmar toda la carpeta bancaria y cambio de contratos de recaudación. O sea un camino sin salida

En el medio, Afip busca profundizar el seguimiento de los contribuyentes “evasores” a través del cruce de datos respecto de los gastos gastos comunes con lo que no pocos administradores han tenido que dar ridículas explicaciones sobre supuesto lavado de dinero.
No es complejo resolver el problema. Si IPJ emitiera una autorización provisoria, auto imponiéndose plazos para establecer la definitiva, podría la Afip extender una cuit por ese mismo lapso ,y los administradores accederían a mejores servicios bancarios con mecanismos de pago de expensas mucho más baratos.

Puntualmente, el régimen -que se encuentra en plena vigencia- obliga a informar los siguientes datos:

  • Nombre y apellido para personas físicas o denominación y razón social para personas jurídicas.
  • Documento de identidad -tipo y número-.
  • Número de CUIT, CUIL o CDI.
  • Categorización frente al IVA.
  • Domicilio en el cual se realiza el suministro del servicio y el código postal.
  • Domicilio de entrega de la facturación -si lo hubiere-.
  • Actividad económica declarada.
  • Monto facturado por la provisión del servicio, durante el período informado -sin impuestos, tasas u otras cargas fiscales-.
  • Datos especiales de cada tipo de servicio.

Además, como explicó Coterránea en la nota ¿Qué lleva a los administradores a recaudar el dinero en la oficina? los gastos bancarios generan discordia y quejas por parte de los consorcistas ya que implican un costo extra en las expensas.

Dependiendo la cantidad de unidades funcionales de un edificio el porcentaje dedicado a la adhesión y el mantenimiento de una cuenta bancaria es entre el 3% y el 6% del total de los gastos.

Por lo tanto, termina conviertiéndose en un obstáculo en vez de una solución por lo que los administradores deciden mantener el consorcio bajo una cuenta bancaria personal.

Otra alternativa es recibir dinero en sus locales comerciales, implicando que se incremente la póliza de seguros y otros gastos en seguridad. El seguro de consorcio tienen un costo de entre $1.000 y $3.000 dependiendo de la cantidad de unidades funcionales del edificio.

Qué debería tener en cuenta el administrador para evitar robos:

Notas Relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This