Asamblea judicial, el último recurso

por | 4 Jun, 2018 | Consorcios

Falta de quórum para comenzar, falta de mayorías para resolver ciertos temas, o directamente, omisión por parte del administrador -o el Consejo de propietarios- para convocarla: Cualquiera de estos problemas, prolongados en el tiempo, pueden hallar una salida a través de la vía judicial.

Frustradas todas las posibilidades de llevar adelante una asamblea ordinaria o extraordinaria, los propietarios que representan el diez por ciento del total pueden solicitar al juez la convocatoria de una asamblea judicial.

Consultado por este tema, el Abogado especialista en cuestiones de Consorcios, Dr. Luis Pardo explica que la asamblea judicial en la propiedad horizontal es una solución extrema y en nuestro país no se trata de casos frecuentes: “En primer lugar porque los jueces la consideran una medida excepcional lo que indica que las mayorías de las veces rechazan la petición”.

Además aclara que si el Juez concede una asamblea, y el edificio cuenta con muchas unidades funcionales, el abogado debe citar mediante cédula a cada uno de los propietarios, y muy común, no contar con datos de contacto precisos para garantizar una comunicación fehaciente.

Requisitos para recurrir a la celebración judicial

-Demostrar que fueron agotadas todas las vías reglamentarias para realizar una asamblea.

-Reunir la voluntad de al menos el 10% de todos los propietarios.

-Acreditar la urgencia o gravedad de las cuestiones a decidir

Delante del juez resuelve la mayoría simple de presentes (mayoría relativa) o en su defecto el juez, quien puede dictar medidas cautelares (por ej. designar un administrador provisorio o la suspensión de una obra nueva).

La asamblea judicial está reservada para cuestiones de importancia, y el Dr. Pardo, ejemplificó algunos de los asuntos que pueden resolverse en estas:

a) Falta de convocatoria a asamblea en los plazos previstos por el Reglamento;

b) Cuando existen dos administraciones paralelas porque la que fue destituido no acepta su remoción;

c) Cuando se acredita que el administrador liquida expensas  falseando reiteradamente datos (pagos a AFIP, a proveedores, etc. que nunca se practicaron) y se niega a rendir cuentas.

Este recurso judicial es de vital importancia porque facilita la continuidad de la vida consorcial y posibilita la toma de decisiones necesarias y urgentes, que de otro modo no se pueden resolver.

Notas Relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This