Inicio Edificios ¿Cómo dar de baja un servicio central?

¿Cómo dar de baja un servicio central?

-

A raíz de una consulta de una administradora, el Dr. Lisandro Cingolari explicó los motivos por los cuales se dan de baja un servicio central.

“Estimados: tengo una asamblea y necesito una respuesta.

¿En que artículos figura: (…) que «para dar de baja un servicio -en este caso caldera- se necesita una mayoría del 100%”?

En el curso de renovación de matrícula, hice la pregunta y en los artículos que me dio el profesor, cuando traté de verificar, no figura nada al respecto.

Perdonen mi ignorancia, pero necesito tener una respuesta concreta en la asamblea. Por favor espero que me puedan ayudar en esto. Desde ya muchas gracias. Al”.

Recordemos que el Convenio Colectivo de Trabajo clasfica a los edificios según la cantidad de servicios centrales que posee. El artículo 6º de dicho convenio establece:

Clasificación de edificios

A los fines de constituir las cuatro categorías en que se clasifican los edificios, se establecen como servicios centrales los siguientes: Agua caliente – calefacción – compactador y/o incinerador de residuos – servicio central de gas envasado (donde no hubiere gas natural) – desagote cámara séptica (circunscrito a las zonas donde existe para uso común del edificio) – ablandador de agua (circunscrito a las zonas donde existe para uso común del edificio) – natatorio – gimnasio – saunas – cancha de paddle – cancha tenis o squash – salón de usos múltiples – solarium y lavandería. La supresión de algún servicio central, no implicará el bajar de categoría al trabajador/a.

a) 1ra. Categoría: Los edificios con tres o más servicios centrales;

b) 2da. Categoría: Los edificios con dos servicios centrales;

c) 3ra. Categoría: Los edificios con un servicio central;

d) 4ta. Categoría: Los edificios sin servicios centrales.

El Dr. Cingolari, ex miembro del Tribunal de Cuentas de la Cámara Argentina de Propiedad Horizontal y Actividades Inmobiliarias (CAPHyAI) responde a la consulta de Al y asegura: “no hay ningún artículo en la ley que haga referencia a las mayorías necesarias para tomar una decisión como la mencionada.

Estamos hablando no de eliminar un servicio común por decisión relativa a preferencias sino, seguramente, a una situación de grave deterioro de una instalación en la que las reparaciones se van tornando más onerosas a medida que pasa el tiempo.

Si lo mencionado en el párrafo anterior es el caso, es de aplicación el artículo 2055 del CCyC, «grave deterioro o destrucción del edificio». Aquí se establece que la mitad de los propietarios puede elegir por la demolición y venta del terreno.

Una regla del derecho es «quien puede lo más, puede lo menos». Y si la mitad de los propietarios, ante vetustez, puede elegir la demolición del edificio, bien podría resolver la eliminación de un servicio central como es la caldera.

Si no es el caso del párrafo referido podría requerirse unanimidad si el cambio puede modificar o gravitar sustancialmente el valor de la propiedad. Y tampoco es el caso, aunque la instalación de calefacción central no esté vetusta. Con los mencionados argumentos podemos concluir que en ningún caso se requiere unanimidad para dar de baja un servicio central como la caldera”.

Notas Relacionadas

Constanza Balbo
Constanza Balbo
Cordobesa - 18 años - Estudiante de Periodismo en el Colegio Universitario de Periodismo.