Inicio Comunidades ¿Cuál es el rol del personal de los edif...

¿Cuál es el rol del personal de los edificios?

Sebastián Ruiz, gerente general de CGAI Chile esboza un análisis sobre el retroceso que representa la formación o definición del puesto laboral de las personas que están detrás de una conserjería o mostrador, pero de frente al público que ingresa a un hall.

-

Sobre el autor:

Por: Sebastián Ruiz Alsina

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/sebastian-ruiz-alsina-a6353562/?originalSubdomain=cl

Sitio web: http://www.cgai.cl/

Si no fuera por obligación, es decir las que emanan de una ley, decreto, norma, estos trabajadores tendrían sólo nociones básicas y muy paupérrimas de lo que es su trabajo o bien lo que se espera que ellos realicen.

Hace un par de meses atrás, fui testigo presencial de una capacitación para conserjes y mayordomos, relacionada a habilidades blandas, liderazgo y trabajo en equipo. Esta capacitación no es obligatoria, ni era  relacionada a temas de seguridad. La convocatoria invitaba a explorar, con los beneficiarios de esta capacitación, aspectos de relacionamiento humano. Leyeron bien. Repito con otras palabras; vincularse como personas con los otros, con sus pares, jefes y copropietarios.

Antes de seguir, un dato que saque leyendo este año más de 30 gastos comunes de diferentes edificios de Santiago. Anote bien. Hace ocho años, los sueldos del personal de los edificios significaban el 33% de los gastos. Según mis cálculos a Enero del 2019, el promedio de esta muestra que obtuve ya sobrepasa el 50%.

Y les pregunto. ¿Si se ha incrementado el sueldo de estos trabajadores, usted lector que vive en condominio o comunidad, ha notado la diferencia en los servicios y disposición de sus trabajadores? Le puedo asegurar que no. Pero si mira su estado de gasto común y observa las cifras, pegará un grito en el cielo por los altos costos que significa tenerlos.

La capacitación como clave

Vuelvo a lo de antes. Como seguramente debe pasar en todas partes, al personal sólo se le brindan las capacitaciones obligatorias, que muchas veces son de seguridad o técnicas de acuerdo al equipamiento existente. Todas las anteriores son capacitaciones repetidas, vistas una y otra vez, aburridas, sin valor agregado, y que no le aportan nada.

Al mismo tiempo que analizaba estos datos de capacitación, me entreviste con dos dirigentes de conserjes y mayordomos, ellos representan a miles de trabajadores, y resumiendo la conversación, piden a gritos dos cosas a sus empleadores: que los hagan visibles-valorados y capacitaciones de otra índole.

Entonces qué hacer, simple. Si ya sabemos que estos puestos de trabajos de una u otra manera sus sueldos no variaran hacia abajo, sino que al contrario irán aumentado gradualmente, pero de todas maneras aumentando, por que entonces los copropietarios no les brindan una capacitaciones como las que describí en el tercer párrafo de esta columna de opinión.

Cuando terminaron estas capacitaciones, sobre habilidades blandas, liderazgo y trabajo en equipo, la encuesta que se les dio para evaluar, que tal le había parecido las clases, lo que leí y experimenté, me hizo pensar, y comunicarles a los socios del gremio de administradores que represento, el inmenso potencial humano que las comunidades están desperdiciando al no enviar a sus trabajadores a realizar cursos donde ellos exploran en sí mismos y con otros colegas sus cualidades como personas. Hicimos participar a Administradores en el cierre del curso, con el propósito que escucharán de primera fuente lo agradecido que estaban al haber recibido una capacitación sobre estos tópicos descritos.

El mensaje, sino he sido claro es; potencie a su personal con capacitaciones que le agreguen valor a la “persona”, jamás será un gasto invertir en los trabajadores. Fidelícelos con con su puesto de trabajo, con sus jefes, sus pares y la comunidad general. Hágalo, piense en ellos, no como “recursos” humanos ni menos instrumentalice sus labores, sino que véalos como personas a las cuales hay que agradecerles por venir a trabajar, todos los días, en un puesto difícil de llevar. Prepárelos. Tome usted razón de lo vital que son para la continuidad operacional de su comunidad. Salúdelos. Mucho no saben, ni siquiera el nombre de quienes trabajan en las conserjerías, llegan y pasan sin siquiera mirarlos. Empatice con ellos e involúcrese, ni más ni menos, son sus trabajadores, son quienes cuidan de usted día y noche, de su familia de sus bienes. Entonces que espera para comunicarse con su administración y ver qué tipo de capacitaciones le están brindando. Póngase en acción, interésese por ellos, seguro que no lo defraudarán, son la gente más preciada que puede tener a su favor en momentos de siniestros o accidentes

Disculpe la pasión, pero es tan sencillo hacer algo por otros cuando hay interés, l

os beneficios vienen con el tiempo y si uno siembra con buena mano, en un buen campo y este es fértil, sin lugar a dudas los que coseche será una bendición. Entonces parta por su personal de su comunidad hoy mismo.

 

 

Sebastian Ruiz Alsina
Sebastian Ruiz Alsinahttps://www.cgai.cl
Administrador de Copropiedades. Corredor de Propiedades, gestor Inmobiliario, gerente General de la Asociación de Gestores y Administradores Inmobiliarios CGAI Chile