Inicio Edificios Lo barato sale caro

Lo barato sale caro

Organizada por la Cámara de Ascensores de Córdoba (C.A.C.), se realizará el jueves 28 de marzo una Jornada de Actualización sobre “Claves del funcionamiento de ascensores hidráulicos", en la que expondrá el Ing. Jorge Fazzito, experto en transporte vertical, reconocido en todo el país por su conocimiento y experiencia en la materia.

-

Jorge Fazzito, experto en transporte vertical, reconocido en todo el país por su conocimiento y experiencia en la materia dictará el viernes 29 de marzo, desde las 17:30 hasta las 19:30 horas, un curso especial y gratuito para administradores sobre “El mantenimiento de ascensores en edificios de consorcios”.

Organizado por la Cámara de Ascensores de Córdoba (C.A.C.) como parte de sus actividades de extensión institucional y auspiciado por la Cámara de la Propiedad Horizontal de Córdoba, en acción conjunta para garantizar la seguridad de los usuarios, el encuentro tendrá lugar precisamente en la sala mayor de la CAPH, ubicada en calle Lavalleja 61, planta alta, centro de Córdoba.

El ingeniero expone a continuación por qué los consorcios necesitan defender el mantenimiento de sus ascensores, pero no a cualquier precio.

Hay muchos “pseudoconservadores” que cobran poco, porque de esa manera logran que los consorcios los contraten por precio bajo (más que bajo, precio vil). Pero a la hora de ponerse a trabajar, “no dan los números” y suelen disponer de dos soluciones:

1) No se hace nada, y el ascensor va deteriorándose.

2) Como no dan los números, empresas inescrupulosas “inventan” trabajos inexistentes para ganar el dinero que no se obtiene con el servicio a precio vil, por lo que se termina pagando mucho más caro que el servicio normal con una empresa seria.

En el primer caso, aparentemente, el costo se ve abaratado, pero el problema se vuelve visible cuando se cae en la cuenta de que el grado de deterioro es importante y “levantarlo” -o poner el ascensor en condiciones- implica tener que destinar mucho más dinero que el ahorrado. Y lo que es peor, habrá que pagarlo “todo junto”.

En el segundo caso, al final resulta más costoso. Por lo que  tanto en un caso como en el otro, una empresa barata termina siendo mucho más cara.

Las elecciones correctas otorgan gratificaciones a largo plazo

Un ejemplo en el orden automovilístico sería: si el fabricante le dice que debe cambiar el aceite cada 15.000 kilómetros y usar aceite semi-sintético, y, entonces, usted va a una lubricadora seria que le cobra, por ejemplo, $ 1.000, y aparece “Carlitos” que le cobra $ 550. ¿Usted qué piensa? ¿Se lo da a Carlitos y se ahorra $ 450? ¿Carlitos le cambiará el aceite o le dejará el mismo? ¿Qué aceite le pondrá Carlitos? ¿El mismo que el otro?

Quizás usted gaste menos, pero, cuando se encuentre con que el motor empieza a humear porque no está usando el aceite adecuado, ¿cuánto cree que le costará su ajuste o rectificación? Seguramente, más de lo que se ahorró con Carlitos.

Sobre Jorge Fazzito

  • Ingeniero electromecánico (UBA)
  • Asesor  en empresas de ascensores, administraciones de edificios, empresas constructoras, Arquitectos y profesionales de la construcción y Consorcios
  • Dicta cursos sobre ascensores para empresas y diversas instituciones del gremio y universidades.