Inicio Comunidades Alquileres temporarios: Una moda amparad...

Alquileres temporarios: Una moda amparada por el código civil

Un alquiler temporario es aquél que está exceptuado del mínimo legal, es decir, de una duración de dos años. Esta alternativa se encuentra amparada por la Ley 27.221 del Contrato de Locaciones Urbanas. En el pasado tener una unidad alquilada durante seis meses podía ser considerada como “temporario”, hoy en cambio el límite establecido son tres meses, sin posibilidad de renovar.

-

Gracias al boom de las redes sociales, hace cinco años escaló increíblemente las ofertas de alquileres temporales a través de plataformas y aplicaciones. Esta opción resulta más popular entre los viajeros dada la comodidad y facilidad de escrollear en su teléfono celular y realizar una reserva a través de una aplicación móvil. Inclusive, los beneficios quedan establecidos por la ley, tanto para los arrendadores como los inquilinos: no son necesarias garantías reales para respaldar un contrato de locación temporaria; además existe una mayor rentabilidad para propietarios, y los inquilinos poseen mejores comodidades.

A la hora de viajar, muchas personas abandonan la vieja alternativa de los hoteles y optan por esta seductora opción de alquilar un departamento o vivienda por un corto período de tiempo. Hablamos de la tendencia en alza de alquilar una locación por un corto período de tiempo a través de las redes sociales o de aplicaciones móviles.

Evolución ofertas vivienda completa, habitación completa y habitación compartida

¿Cómo proceder si quiero poner en alquiler una locación de manera temporal?

En primer lugar, los dueños que ofrezcan el alquiler de casas y departamentos por Booking, Airbnb, y otras plataformas de alojamiento temporario deberán consultar si está autorizado el alquiler temporario en el reglamento del propietario de su edificio. Esto responde a la necesidad de asegurarse de proceder de acuerdo a los requerimientos y plazos establecidos. Es decir, si el reglamento de mi propiedad prohíbe expresamente el alquiler temporario con fines comerciales, no puedo proceder con un alquiler temporal.

En segundo lugar, es importante que se ajusten los plazos de los alquileres temporarios a un período inferior a los tres meses. Caso contrario, perdería su cariz de alquiler con fines turísticos, y pasaría a adoptar un fin de vivienda.

Y en tercer lugar, es imprescindible notificar al consorcio del edificio acerca de dicha disposición, dado que deben estar informados acerca del flujo de personas que pasarán por la locación. Esto último es importante, dado que la actividad no puede perturbar la vida consorcial.