Inicio Comunidades Alquileres temporarios: desinformación q...

Alquileres temporarios: desinformación que lleva a la ilegalidad

Los alquileres temporarios representan dolores de cabeza para los administradores de los edificios. Aquellos que ofrecen su inmueble en alquiler eligen ignorar que no sólo juegan fuera de la ley, sino que muchas veces amenazan la seguridad del edificio. Entonces, ¿cuáles sería la defensa ante esta situación?

-

Alquilar una unidad propia por un fin de semana a un extranjero no es atípico hoy en día: existen múltiples plataformas que funcionan como el canal perfecto para que oferta y demanda se encuentren. Quienes se ven atraídos por la oportunidad de ganar dinero extra, deciden alquilar sus departamentos temporariamente. Lo que sucede es que se ignora el reglamento del edificio, y tal desinformación lleva a caer en una violación de leyes nacionales.

Lo que muchos desconocen es que este tipo de alquiler no está contemplado legalmente. “Hay una creencia absolutamente errónea que con la reforma del código civil y comercial se reformaron los reglamentos. Esto no es así”, nos cuenta la asesora jurídica de consorcios, propietarios e inquilinos, la Dra. Silvia Bercovsky. “Hay un principio que es el de irretroactividad de las leyes por lo cual, cuando sale una nueva ley, las anteriores, los contratos anteriores, siguen vigentes. Por lo tanto, no se modifican los reglamentos”.

El reglamento al que se hace referencia es la escritura pública que establece las pautas de organización y convivencia de las partes del edificio. Por ejemplo, si está habilitado tener mascotas, los horarios de descanso, si las unidades son aptas para ejercer actividades profesionales, etc. “Primero hay que mirar el reglamento”, aconseja Bercovsky cuando se le pregunta sobre el problema. “Alquilar una habitación en un edificio sometido al régimen de propiedad horizontal no se puede. Si el reglamento lo prohíbe, no se puede hacer”, finaliza.

Entonces, ¿qué hacer ante un caso así? “Debería ser todo tratado en asamblea”, responde la Doctora, “y tener una mayoría importante, por lo menos, una mayoría absoluta, más del cincuenta por ciento, como para que avale, en determinadas unidades funcionales el alquiler temporario. Porque esto también tiene injerencia con la seguridad del edificio”.

En el caso de que un propietario determine que el tema es preocupante, se realiza una asamblea donde todos los consorcistas debaten el tema de la seguridad. En esta reunión, se somete a debate si el ingreso y permanencia de personas ajenas al edificio no representa una amenaza para la seguridad de los inquilinos del edificio.

Ante esto, el administrador de consorcios Carlos Trayán refiere que “los alquileres temporarios representan una preocupación en materia de seguridad para los administradores de los edificios. La importancia que tienen que tener es el criterio de seguridad”. Sin embargo, también nos comentó que “la realidad es que nosotros como administradores no podemos porque dice que es para uso de vivienda ya que nos pueden hacer un juicio por lucro cesante”. A lo que se refiere este profesional, es la amenaza de una demanda por la pérdida de una ganancia legítima que podría establecer el propietario del inmueble contra su persona.

Sin embargo, es el administrador quien tiene la obligación de velar por el cumplimiento del reglamento, siempre. Y el Consejo, si pasa alguna de estas circunstancias, tiene la obligación de controlar que el administrador lo realice.