Aumento de expensas a tratar en asamblea

Con la situación económica actual, se hace cada vez mas difícil para los consorcistas abonar las expensas. Es por eso que se deben mirar todos los meses las liquidaciones de expensas, los gastos liquidados, y analizarlas en profundidad.

432

Es cada vez más frecuente la consulta sobre gastos que aparecen en las expensas sobre reparaciones por montos realmente elevados que no fueron tratados en Asamblea para su aprobación y muchas veces sucede que se paga 2 o 3 veces el mismo arreglo porque el proveedor que realizó el trabajo lo hizo en forma defectuosa.

Primero creo necesario aclarar que en todos los consorcios es obligatoria la realización de al menos una asamblea al año: la llamada asamblea anual ordinaria. En ella se tratan por lo general la aprobación de la gestión del administrador, rendición de cuentas (que debe ser documentada ), la renovación o no del mandato de la actual administración y a veces también, el aumento de honorarios.

Para todos los otros temas, el administrador (o el consejo , en caso de que el administrador omita hacerlo, porque es una de sus facultades) debe convocar a asamblea general extraordinaria. En este tipo de asamblea se tratarán los presupuestos para reparaciones, se analizarán las propuestas, su forma de pago, los materiales a utilizar y si el proveedor otorga garantía por dichos trabajos.

La asamblea no es una simple reunión, es el órgano soberano del consorcio, porque es el único que tiene la potestad de tomar decisiones. El administrador es el órgano, que como mandatario, tiene la obligación de ejecutar las decisiones de la asamblea.

No es función natural del Consejo de Propietarios la de autorizar ni ordenar trabajos, salvo que se lo autorice a ello en asamblea. Esto es así porque las facultades del administrador son indelegables, y una de sus facultades, la principal es actuar como órgano ejecutivo de las decisiones de la asamblea.

También sucede muy frecuentemente que hay trabajos que figuran en las liquidaciones que los propietarios manifiestan que nunca fueron hechos. Esto es cada vez mas frecuente y si se suma a que el administrador no convoca a asamblea para tratar los trabajos, y nadie objeta esta situación, los aumentos se vuelven tan altos que los consorcistas no pueden afrontarlos, caen en morosidad y terminan siendo ejecutados por deudas que no se condicen con la realidad de los hechos.

Para evitar estas irregularidades es muy importante que los consorcistas se involucren en forma activa en el consorcio, leyendo siempre las liquidaciones, participando en las asambleas y tratando de que éstas sean un oportunidad para dialogar, porque hay varios casos en que las asambleas se convierten en verdaderas batallas, con situaciones de violencia y agresiones, ello no ayuda al consorcio y a veces un consorcio dividido, con propietarios que no quieren participar para evitar pasar por estas situaciones,permite que algunos administradores, con la excusa de que nadie participa,tome decisiones que afectan el patrimonio de los propietarios hasta llevar al consorcio a la insolvencia.