Inicio Novedades El valor de la sensatez de los miembros ...

El valor de la sensatez de los miembros de la junta de vecinos

-

En estos tiempos de crispación y falta de confianza, se observa la adopción de una práctica, desde siempre, vinculada a la clase política, que cambia todo lo hecho por la gestión anterior.

Una copropiedad crece o se deteriora por el cúmulo de decisiones tomadas a través del tiempo por parte de sus administradores.

Por ese motivo existen copropietarios que tienen un concepto equívoco. Algunos consideran que los contratos y el nombramiento de personal en la propiedad horizontal tienen que hacerse en los mismos periodos en que se nombra el consejo de administración. Esto significaría basarse en que si la persona jurídica naciera cada año o con cada cambio de dignatarios.

No es menor el dato que en Argentina, España, Chile, Uruguay y Bolivia el 90% de los plazos está atado al plazo de mandato de la Comunidad (Fuente: Coterránea BPO).

Es necesario realizar una diferenciación. Primero, el sistema parlamentario debe realizar el nombramiento de dignatarios a ejercer los cargos dentro de la propiedad horizontal que se hace por periodos. En segundo término, el desarrollo administrativo que va enmarcado en la historia de la copropiedad.

Por esta razón los órganos de administración pueden realizar contrataciones excediéndose en el tiempo de ejercicio, rigiéndose siempre con las disposiciones establecidas en el reglamento de propiedad horizontal.

¿Con qué criterio elegimos a los administradores?

No es casualidad que el 60% de las nuevas comisiones somete a revisión los contratos con los proveedores como primera medida de gestión . Tampoco, que el 40% de los contratos con los proveedores no son renovados o son renovados con reformas ante cada cambio de comisión.

De ahí la importancia tanto del nombramiento de los miembros de los consejos de administración, como del administrador. Una mala desginación de estos puede llevar a que las inversiones que tienen los copropietarios en sus unidades privadas se vean en riesgo.

Los miembros de los consejos de administración deben formar un equipo multidisciplinario para aportar ideas y realizar un verdadero control de la persona jurídica. Por esta razón deben ser escogidos sobre pasiones y odios, pues con ello sólo afectan es la convivencia del edificio o conjunto.

De la misma manera, se debe nombrar un administrador capacitado y con conocimiento del cargo y no valorado por el precio de sus honorarios o por la afectividad que tenga con los miembros del consejo.

Por eso es importante que cada vez que haya cambio de consejo de administración, como de administrador se haga entrega formal a los nuevos en ocupar los cargos.

Serán ellos los que le van a dar continuidad al ejercicio y desarrollo de la persona jurídica.

No podemos seguir basándonos que la propiedad horizontal nace cada vez que cambian los dignatarios, ni tampoco creer que las malas decisiones no repercuten en el desarrollo de un edificio o conjunto.

Ramiro Serrano
Ramiro Serrano
Serrano Serrano Abogados