Cada vez más controles sobre extintores

28 Feb, 2018

pastorinoseguridad.com.ar

+54 (0351) 4213411

La gran mayoría de los incendios se originan en edificios y casas de familia. Por ello, tener un extintor de incendios en el departamento, palier o escaleras es una de las mejores herramientas para evitar que una emergencia se convierta en catástrofe.

Es económico, y fácil de usar; un elemento más que debemos incluir en nuestra vida diaria. Tener un extintor a mano nos proporcionará tranquilidad en las situaciones más comunes.

Cada vez que la empresa realiza los controles pertinentes deja una constancia del trabajo realizado, a su vez en los mismos matafuegos se coloca una tarjeta de control de seguridad, con el nombre de la empresa a cargo, fecha de emisión y vencimiento y un teléfono por cualquier emergencia

Como mencionamos anteriormente, la ordenanza municipal N° 9739- establece las condiciones de uso. También se establece que los controles de la dotación y equipos de extinción se harán como mínimo una vez cada tres meses y la recarga mínima una vez al año por parte de una empresa registrada y autorizada, como así también la verificación de mangueras.

Lo principal es conocer que existen diferentes tipos de matafuegos. Pastorino, empresa experta en la seguridad contra incendios, ofrece los siguientes tipos:

Extintor a base de agua

Son diseñados para proteger áreas que contienen riesgos de fuego Clase A (combustibles sólidos).

Aplicaciones típicas son: carpinterías, industrias de muebles, aserraderos, depósitos, hospitales, etc.

Extintores a base de Agua con AFFF (espuma) bajo presión

Diseñados para proteger áreas que contienen riesgos de fuego Clase A (combustibles sólidos) y Clase B (combustibles líquidos y gaseosos).

Aplicaciones típicas son: Industrias químicas, petroleras, laboratorios, comercios de distribución de productos químicos, transporte, buques, aeronavegación, etc.

Extintores a base de POLVO QUÍMICO SECO Bajo Presión

Protegen las áreas que contienen riesgos de fuego clase A (combustibles sólidos), clase B (combustibles líquidos), clase C (equipos eléctricos energizados) y clase D (metales combustibles).

Aplicaciones Típicas: Industrias, Oficinas, Viviendas, Transporte, Comercios, Escuelas, Aviación, Garages, etc.

Extintor a base de agua pulverizada a bajo presión

Se diseñan para proteger todas las áreas que contienen riesgos de fuegos Clase A (combustibles sólidos) y Clase C (equipos eléctricos energizados) en forma eficiente y segura.

Aplicaciones típicas son: servicios aéreos, edificios de departamentos, bancos, museos, oficinas, hospitales, centros de cómputos, industrias electrónicas, centros de telecomunicaciones, escuelas, supermercados, etc.

Extintor a base de solución química pulverizada – bajo presión manual

Sirven para proteger todas las áreas que contienen riesgos de fuegos Clase A (combustibles sólidos) y la Clase K (cocinas comerciales) en forma eficiente y segura.

Aplicaciones típicas son: Restaurantes, hospitales, hoteles, escuelas, aeropuertos, etc.

Extintores a base de Dióxido de Carbono – Bajo Presión Manual/Rodante

Los extintores FADESA a base de DIÓXIDO DE CARBONO son diseñados para proteger las áreas que contienen riesgos de fuego clase B (combustibles líquidos) y clase C (equipos eléctricos energizados).

Aplicaciones Típicas: áreas de industrias, equipos eléctricos, viviendas, transporte, comercios, escuelas, aviación, garages, etc.

Luego, es esencial saber cómo utilizar un matafuego ya que en situaciones de principio de incendios el uso de uno puede apaciguar las llamas.

PASO 1: Tirar del seguro para romper el precinto.

PASO 2: Colocarse a 3 mts aproximadamente del fuego, siempre a favor del viento.

PASO 3: Accionar la palanca.

PASO 4: Dirigir el chorro a la base de la llama, procurando mantener el matafuego en posición vertical.

Notas Relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This