¿Cuota extraordinaria o fondo de reserva?

por | 2 Jul, 2018 | Edificios

Frente a la dicotomía entre gastos ordinarios y extraordinarios en un consorcio, surge la duda sobre a qué corresponde un fondo de reserva ¿Cuál es la diferencia entre una cuota extra y un fondo de reserva?

La legislación vigente, consagra una expensa extraordinaria como una cuota que no corresponde a gastos previstos en el tiempo. Es decir, que se trata de un gasto no corriente. Ahora bien, estas cuotas deben ser aprobadas por la asamblea de co-propietarios, definiendo entre otros temas, para qué estará destinado ese dinero. Una de las opciones es generar un fondo de reserva. Esto es, un tipo de ahorro conformado por los aportes que realizan los co-propietarios. Dicho ahorro, será utilizado en situaciones exigidas por la Asamblea o para la realización de obras de reparación o mejoramiento de las cosas o partes comunes o para un fin determinado que ellos decidan.

El Dr. Mario Robledo expresa lo siguiente: “Esto se comprende especialmente porque no se trata de un gasto corriente y el administrador necesita que los propietarios dispongan como será el pago del gasto extraordinario ya sea, creando un Fondo de Reserva, disponiendo directamente, cuotas periódicas extras o gastando en todo o parte el ahorro acumulado. Eso lo debe decidir únicamente la Asamblea.”.

Existen dos consideraciones a tener en cuenta, a la hora de diferenciar el fondo de reserva de la cuota extraordinaria:

1. Si el fondo de reserva se encuentra establecido en el reglamento y existe; el administrador ante un evento muy gravoso para el edificio, en el cual necesite dinero para abonar una destapación, por ejemplo, un cambio de caño, enfrentar una inundación, etc. y si no cuenta en su caja chica del dinero para solventar el gasto, puede utilizar el dinero del fondo, luego informar, llamar a una asamblea y que los propietarios decidan si van a reintegrar el faltante del mismo.

2. Si fondo de reserva tenía un destino específico como por ejemplo reformar el hall de entradas, no puede ser utilizado para otro fin, salvo decisión de la Asamblea.

Vendí el departamento ¿qué pasa con mi aporte al fondo de reserva?

Es frecuente, que surja el interrogante sobre si el dinero aportado al fondo de reserva debe ser reintegrado por el consorcio. La respuesta es no. Se determina que el fondo de reserva pasa a hacer un bien común desde el momento en que así lo decidió el conjunto de los propietarios.

Mariana Mariani de Vidal, esboza una lectura sobre el tema: “Estos fondos no han sido establecidos como obligatorios en la Ley 13.512 (Régimen de Propiedad Horizontal) ni en su decreto reglamentario 18.734/49. Los ingresos de la contribución al fondo de reserva, dejan de pertenecer al titular de la unidad que los aportó y pasan a formar parte del fondo de reserva, que es de propiedad del consorcio o en todo caso de propiedad común.”

Debe tenerse en cuenta que en el Código Civil se establece que tanto la cuenta de expensas y la recaudación de los fondos necesarios para mejoras imprevistas o eventuales, son aportes al consorcio. El administrador debe requerir la autorización previa del consejo de propietarios, por lo tanto, luego de la enajenación de una unidad, ese dinero corresponde al fondo común del consorcio.

Notas Relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This