Desinfecciones en departamentos, una medida responsable y pocas veces obligatoria

por | 26 Nov, 2018 | Edificios

A propósito de la opinión de una lectora, nos preguntamos hasta qué punto permitir o no la desinfección en los departamentos se puede manejar a criterio personal sin perjudicar al resto de la comunidad.

La escasa paridad resultante del aumento del dólar y la inflación frente al estancamiento de los salarios impactó con resonancia en la recaudación de expensas. Los administradores ya no tienen servicios lujosos de los que se pueda prescindir para “achicar” expensas y conservan las actividades elementales que le permiten a los edificios funcionar a diario y cumplir con las condiciones de higiene y seguridad necesarias para que los vecinos habiten sin riesgos.

Surgen entonces iniciativas de los vecinos para resguardarse de los costos atribuidos a los espacios comunes: el inquilino que está por concluir su contrato y no quiere pagar los arreglos de la pileta en las semanas previas al verano; el propietario de la planta baja que se niega a participar de los arreglos del ascensor o, el caso que trataremos a continuación y responde a la nota del lector de esta semana:

“Le pedí a mi administración que revise la liquidación de expensas del mes pasado, pues me computan el gasto de la desinfección que me negué a recibir en mi departamento. La persona que vino me pidió que firme para acreditar la negativa y yo por ahora no considero que sea un gasto necesario. Además, de por sí las expensas ya están muy caras, por lo que solicito que me reintegren los $220 de mi unidad.”

Frente a esta situación, los administradores pueden actuar de maneras opuestas: están quienes se desenvuelven entre los límites estrechos de la “textualidad” y otros más prácticos que suelen priorizar el bien común sin dar lugar a algunas maniobras individuales.

La ordenanza Nº 10926 obliga a realizar tareas de desratización, desinsectación y desinfección en los inmuebles sometidos al régimen de propiedad horizontal, pero sólo en las “partes de propiedad común”. Según esta disposición, los propietarios de los inmuebles serán intimados a actuar, sólo cuando esté comprobada “la existencia de vectores de alto riesgo sanitario”.

Ese mismo texto, atribuye la responsabilidad de estas acciones –o su falta- a los administradores, quienes proceden de diversa manera: están los administradores que sólo desinfectan partes comunes; están los que no ejecutan estas acciones sin incluir las unidades funcionales; los que cumplen con una aplicación anual y los que ordenan sucesivas repeticiones hasta terminar definitivamente con las plagas.

Los administradores más pragmáticos, contratan un servicio de desinfección que incluya a las unidades y abonan un total de dinero que será prorrateado en las expensas, junto a otros servicios, e independientemente de los ingresos a cada unidad.

Nuestro columnista especialista en la materia, Hector Briatore, reconoce la libertad de los vecinos para decidir si en su hogar se hace la desinfección o no, aunque advierte que el criterio económico nunca debería ser el motivo: “Si no tiene plagas, debería permitir igualmente el ingreso de los técnicos, para que realice un informe acerca de la condición sanitaria de la unidad”. Para Briatore, si el departamento no tiene plagas, no habrá consecuencias; pero si existen, pone en riesgo la seguridad los vecinos que si colaboran con las acciones colectivas.

Continuamos averiguando acerca del caso de la lectora y el final fue develado: La administración le reintegró el porcentual correspondiente al cobro de la desinfección (que no tuvo lugar en su unidad) argumentando que si la unidad no está obligada a concretar acciones de desinfección, tampoco deberá afrontar el costo.

Las posiciones son diversas y los riesgos y las posibilidades, también. Más que aferrarse a las literalidades de la ley, el camino seguro siempre será crear consensos entre los vecinos a partir de diagnósticos certeros, soluciones a medida y acciones solidarias concretas y justas para toda la comunidad.

Notas Relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This