El pago oportuno de los gastos comunes

por | 5 Sep, 2018 | Especialistas

La morosidad ha impactado en 9 países. Sebastián Ruiz, gerente de CGAI Chile, esboza una reflexión sobre las responsabilidades de propietarios y administradores. 

Sin lugar a dudas, y lo digo conociendo las realidades de varios países latinoamericanos, el pago de los gastos comunes o expensas como se conoce, es la última obligación que los copropietarios estiman resolver mes a mes. Aunque se haya legislado en todo el continente la obligación de este pago, los consorcistas no le dan la importancia que amerita.

A nivel continental, extrayendo cifras aportadas por las asociaciones gremiales de administradores de 9 países, la morosidad de más de dos meses ronda cerca del 19% de promedio, y la cifra en dólares promedio es de US 89.

Calculo, sin tener las cifras oficiales de cada país, salvo el mío, que la viviendas que están bajo el régimen de copropiedad en Sudamérica debe estar cercana al orden de unos 375.000.000 millones. Dejo a ustedes el cálculo, de cuánto es la morosidad mensual. Seguro les dará una cifra astronómica.

Pero más allá de las cifras, les pido hacer una reflexión a nivel local de cada quien lea esta columna. De seguir este mal hábito, de no pagar a tiempo, quien verá resentirse su propiedad son los mismos dueños de estas viviendas.

Si ninguno de los que hoy viven le da la real importancia al pago de los gastos comunes, difícilmente el administrador podrá ejecutar los actos de administración y conservación de una comunidad. Lo cual llevará a un desmedro, primero a nivel personal y luego a uno colectivo, al ver como las edificaciones se destruyen y desvalorizan, por no tener sus finanzas sanas y es más, sin un ahorro para prevenir o actuar ante siniestros y emergencias.

En mi país, la morosidad de los gastos comunes está en el orden del 16%, con una cifra cercana a los US100 de promedio. Pero ya las autoridades están tomando medidas al establecer nuevos mecanismos legales que fuercen el pago y sanciones más severas para quienes desobedeciendo conscientemente se nieguen a pagar.

Pero pregunto, las medidas correctivas deben ser sanciones. Qué es lo que les pasa a los copropietarios que no pagan sus gastos comunes. Se debe cada vez más legislar al respecto. Es que la naturaleza humana sólo se corrige si hay un castigo de por medio. Por qué otras cuentas podrías ser más importantes que pagar el gasto común. Dejo abiertas las interrogantes para quien quiera debatir con argumentos al respecto.

Así todo, la responsabilidad de que alguien pague, recae en el administrador, quien al ejecutar una medida de presión legal, es cuestionado, insultado e incluso agredido por los morosos. Muchas veces el administrador, en casos que he conocido, se ha quedado solo en la lucha, es decir, sus respectivos comités de administración, incluso se han hecho a un lado.

Debe entender, la comunidad en general, que no pagar, significa retrasos en pagos de otras obligaciones que la comunidad tiene con terceros, tal vez denuncias a algún ente fiscalizador, o peor, multas, cancelación de servicios, abandono de labores y lo peor de todo, la renuncia del administrador, último bastión que queda para revertir situaciones complejas como estas u otras.

¿Qué se debería hacer? Simple. Si usted lector es copropietario, pague sus gastos comunes a tiempo, mes a mes. Si se entera que su comunidad tiene una alta tasa de morosidad, ofrezca su ayuda para hablar con los morosos. Recuerde, es su propiedad la que se está viendo afectada y significativamente dañada.

Sacar a una comunidad de una crisis financiera no es tarea del administrador, sino que de todos; copropietarios, arrendatarios o los inversionistas de bienes raíces.

Ayúdese y ayude a otros. Entable una conversación al interior de su edificio o consorcio entorno a este tema. Vea las dificultades, o a lo mejor el desconocimiento de algunas personas sobre este delicado problema. No deje nunca solo a su administrador, acompañe usted el proceso de cobro y pago de los gastos comunes. Cuando usted vea que el hábito se ha logrado sentirá en gran alivio al saber que su comunidad tiene sus finanzas sana, que no hay riesgos.

Le pido no mirar para otro lado cuando le llegue oportunamente este cobro, piense en usted y los demás. Están unidos colectivamente en una forma de vivir que pide a gritos la participación de todos. No sea indiferente. Aporte con lo suyo. Pague su gasto común cuando corresponda.

Se lo agradecerá su comité de administración, las personas que le prestan innumerables servicios mensualmente, tendrá a su administrador comprometido con su comunidad, en fin por donde lo vea es un beneficio universal para todos, casi holístico.

 

Sebastián Ruiz Alsina

Administrador de Copropiedades

Corredor de Propiedades

Gestor Inmobiliario

Gerente General de la Asociación de Gestores y Administradores Inmobiliarios CGAI Chile ( www.cgai.cl)

Notas Relacionadas

¿Cómo mantener limpia el agua de mi pileta?

¿Cómo mantener limpia el agua de mi pileta?

Llega el calor y uno de los espacios de la casa que más empieza a utilizarse es el de la pileta. Sin embargo, si la misma no se encuentra en condiciones para disfrutarla se la desperdicia, así que acá te vamos a dar una serie de consejos para mantenerla impecable dedicándole no más de 20 minutos al día.

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This