Evitar ruidos molestos es posible

por | 15 Jun, 2018 | Consorcios

Hace unos días, publicamos sobre las medidas judiciales ante hechos vandálicos y ruidos molestos en consorcios. Para evitarlos, te contamos algunas formas para bajar los decibeles que molestan al resto.

Los conflictos por ruidos están a la orden del día de los administradores. Los ruidos más denunciados por molestos son los derivados por la música alta, los bajantes del baño, los impactos, las mascotas, los electrodomésticos y las conversaciones domésticas. A pesar de que aislar el sonido en un 100% es imposible, sí puede atenuarse el porcentaje.

  • Instalar amortiguadores de ruido. Son modernos y económicos. Miden aproximadamente 5 mm y se colocan en el suelo, paredes y techos.
  • Instalación de paneles acústicos de yeso y poliuretano en las paredes.
  • No dejar tanto tiempo sola a tu mascota.
  • Lubricar aberturas para evitar el chirrido de ventanas y/o puertas
  • Si es posible, colocá vidrios insonorizantes en las ventanas que den a la calle.
  • Colocar alfombras: si usás tacones altos, tu vecino no se va a quejar del sonido que producen cuando caminás.
  • Respetá los horarios de descanso. En ese tramo de horas, no utilices elementos como licuadora, lavarropas o secarropas.

¿Qué dice la ley sobre los ruidos molestos?

En el código civil y comercial, sobre la propiedad horizontal, el artículo 2047 señala que está prohibido, “perturbar la tranquilidad de los demás de cualquier manera que exceda la normal tolerancia”. Cuestión que, en la práctica, en varios casos, no se cumple.

Cabe destacar que todos los reglamentos internos o de convivencia, aclaran cuáles son los horarios de descanso y cuál es la multa si no se respetan.

Notas Relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This