Instalá un jardín en ¡tu techo!

por | 12 Oct, 2018 | Countries

Ya acercamos la propuesta de jardines verticales para los residentes de edificios. Hoy, traemos opciones para quienes viven en casas.

Sus utilidades y beneficios son muchísimos: podés cultivar frutas, verduras y flores, mejorar la climatización del hogar, prolongar la vida del techo, reducir el riesgo de inundaciones, filtrar contaminantes, CO2 del aire y metales pesados del agua de lluvia, actuar como barrera acústica y proteger la biodiversidad de zonas urbanas.

 En esta nota, te enseñamos cómo hacer tu propio jardín en el techo.

Primer paso: las capas del techo

Debés tener el conocimiento primero de que tu jardín requerirá de tres capas:

  1. La membrana impermeable
  2. El sustrato
  3. La vegetación

Segundo paso: colocación de la membrana

Generalmente, todos los techos tienen una membrana impermeabilizante.

Los techos verdes requieren una capa adicional de material impermeable que también sea resistente a las raíces de las plantas. Idealmente esta debe ir en una sola hoja que cubra toda la superficie.

Tercer paso: el drenaje

Las salidas de desagüe se deben abrir del marco contenedor del techo verde para permitir que el agua salga a los canales del techo.

El drenaje es muy importante: el techo no debe estar saturado para que las salidas de desagüe estén libres.

Cuarto paso: el sustrato

Su profundidad va a determinar qué vegetación va a poder crecer allí. Lo ideal es que tenga entre 7 y 20 centímetros. El sustrato debe ser liviano y bajo en nutrientes.

IMPORTANTE: Evitá usar la tierra común de jardín ya que es muy pesada cuando se moja. Además, tiene un contenido de materia orgánica muy alto que promueve el crecimiento de vegetación indeseable.

Quinto paso: ¡a sembrar!

Hay dos ideales:

Plantas suculentas: están acostumbradas a vivir en condiciones elevadas. Requieren muy poco mantenimiento y sobreviven todo el año. Sus flores atraen una amplia variedad de insectos en el verano.

Flores silvestres: pueden sobrevivir en un sustrato bajo en nutrientes y brindan muchas opciones. Las flores de pradera que mejor se adaptan a los techos verdes son las asociadas con la piedra de lima y ambientes calizos, como el heliantemo, la rosa, la campánula, vellosilla y tomillo.

IMPORTANTE: Para reducir la necesidad de regar mientras las plantas se establecen, un techo verde debe ser plantado en la primavera o el otoño. ¡Apurate!

Sexto paso: a mantenerlo 

Si hay sequía, asegúrate que las plantas tengan suficiente agua, especialmente en el primer año, para que éstas se esparzan correctamente. Además, asegurate que las salidas de drenaje están libres de basura o plantas.

Finalmente, si hay áreas en el techo verde que no crecieron ¡no te preocupes! Podés replantarlas con semillas o con retoños de las plantas existentes.

Para que te inspires, te dejamos una galería de fotos. Hacé click en la foto de abajo y ¡deslizate por toda la galería!

GALERIA:

Notas Relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This