Responsabilidades por accidentes en espacios comunes

por | 6 Nov, 2018 | Consorcios

El club house, pileta, gimnasio, SUM o cualquier espacio común en un barrio cerrado o edificio puede ser el escenario de accidentes. En estos casos, ¿quién toma la responsabilidad? ¿Los administradores o los propietarios que estén haciendo usos de esos lugares? Los vecinos consultan a administradores y también a nuestro muro.

“¡Hola Coterranea! Quería consultar, ya que se acerca la época de verano, quién se hace responsable en el caso de accidentes en la piscina. Tengo dos hijos pequeños y en el edificio en que resido hay pileta. ¿Qué pasa en casos de accidentes? Saludos. Marisa”. A raíz de esta consulta, elaboramos un informe que explica qué sucede en ese tipo de eventos desafortunados.

Los barrios privados y edificios de alta gama tienen dos caras: por un lado, son una comunidad responsable individualmente por los actos de su familia (y sus bienes) y, por otro lado, de manera colectiva como parte de una asociación donde existen riesgos hacia terceros en sus instalaciones comunes. Por lo general, para cubrir accidentes en éstos últimos lugares, desde la administración contratan seguros que los cubran y aseguren el bienestar de los residentes.

Según el artículo 1685 del Código Civil y Comercial de la Nación, los bienes fideicomitidos constituyen un patrimonio separado del patrimonio del fiduciario, del fiduciante, del beneficiario y del fideicomisario. Sin perjuicio de su responsabilidad, el fiduciario tiene la obligación de contratar un seguro contra la responsabilidad civil que cubra los daños causados por las cosas objeto del fideicomiso. Los riesgos y montos por los que debe contratar el seguro son los que establezca la reglamentación y, en defecto de ésta, los que sean razonables. El fiduciario es responsable en los términos de los artículos 1757 y concordantes cuando no haya contratado seguro o cuando éste resulte irrazonable en la cobertura de riesgos o montos.

Daniel Gaviola es el intendente de Santina Norte, un emprendimiento de Grupo Edisur ubicado en Valle Escondido, uno de los barrios privados más grandes de Córdoba. Con respecto al tema explicó: “Nosotros en el barrio contamos con seguros y servicio de emergencias para que acudan ante cualquier accidente. Es nuestra responsabilidad actuar en un caso así ya que los espacios comunes están bajo la administración”.

El artículo al que hace referencia el anterior es el hecho de las cosas y actividades riesgosas. “Toda persona responde por el daño causado por el riesgo o vicio de las cosas, o de las actividades que sean riesgosas o peligrosas por su naturaleza, por los medios empleados o por las circunstancias de su realización.

La responsabilidad es objetiva. No son eximentes la autorización administrativa para el uso de la cosa o la realización de la actividad, ni el cumplimiento de las técnicas de prevención”.

Por otro lado, es necesario destacar la responsabilidad de la persona jurídica, que responde por los daños que causen quienes las dirigen o administran en ejercicio o con ocasión de sus funciones (ARTICULO 1763).

Sin embargo, desde la Administración CisnerosRoldán -que cuentan con edificios con amenities- afirman: “La decisión sobre si se hace cargo el consorcio o el propietario no es tajante. Si bien los espacios comunes están dentro de nuestra responsabilidad, se rige por las normas del reglamento de copropiedad. Por ejemplo, si se accidenta en la pileta un invitado que llevó un propietario y en el reglamento se especifica que no se permite llevar invitados a la pileta, deberá hacerse cargo él”.

Notas Relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This